www.tribunadelamoraleja.com

Portavoz Grupo Popular

Piel de cordero

Piel de cordero

Ramón Cubián Martínez

jueves 13 de enero de 2022, 11:13h

Qué tiempos aquellos, ya despedidos con el año ido, del naranja presidente de distrito. Su verbo suave, su mirada atenta, su dulce expresión y su medida voluntad de agradar a todos afirmando una cosa y la contraria. Incluso sus meteduras de pata, sus promesas perdidas, su desconocimiento continuo, las entidades impagadas, incluso los asfaltados de calles concretas y fecha cerrada que se quedaron sin calles ni fechas. Todo, incluso su reiterada ausencia, se envolvía de regalo, de fantasía… con su dulce expresión, su verbo suave y su vacía mirada atenta.

Pero llegaron los actuales tiempos y el año se estrena con un gobierno tripartito de socialistas, naranjas y los morados de extrema izquierda. El Psoe ostenta el mando, Podemos se lo refuerza y, mientras tanto entre ellos para redondear las fuerzas, un Ciudadanos difuso que ni pincha, ni corta, ni cuenta, ni fuerza. Sólo vota, vota y firma lo que sus socios le ordenan. Y se sienta, eso sí, en la silla de más prensa.

¿Adivinan quien ahí se sienta? Ese, el mismo, el tantos años y aún vecino de esta zona, el de verbo suave y aparente mirada atenta.

Ese, el mismo que, en despedida de siglas, tripartitos y gobiernos de izquierdas, se conforma con unas cuentas que para todo se endeudan. Más de treinta millones de endeudamiento nuevo en Alcobendas para así gastar en todo y todo contra esa cuenta: inversiones de renombre titular que serán portada en prensa, al tiempo que paragüeros, sillas, coches o sus fiestas…

Pero que con Podemos firma una enmienda para reducir inversiones en calles de sólo un distrito, de sólo un barrio, el suyo y que hasta ayer presidiera. Una vecina reclama lo injusto de la merma… y sin verbo ni mirada, se la desprecia, despreciando en su persona a todos los vecinos de Alcobendas.

Y las entidades sin cobrar siquiera la cuota municipal del mantenimiento de sus calles por el año terminado. Nefasta gestión municipal, nefastas cuentas y nefastos socios que las sustentan…

Pero todo con verbo suave, con dulce expresión y con mirada, aunque vacía, atenta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios