www.tribunadelamoraleja.com

El Gobierno en minoria de Narciso Romero vuelve a llevar el debate de las cuentas al pleno

El Pleno de Sanse volverá a votar en contra de aprobar los presupuestos de 2018

El Pleno de Sanse volverá a votar en contra de aprobar los presupuestos de 2018
Ampliar

El Partido Socialista no cuenta con el apoyo de 14 de 25 concejales de la corporación

miércoles 21 de noviembre de 2018, 12:53h
Después de no aprobar presupuestos desde 2016, y a menos de dos meses de que conlcuya el año, el Gobierno de la ciudad, que comanda el socialista Narciso Romero en coalición con Ganemos, convocó el pasado miércoles 14 de noviembre, con carácter de urgencia, un pleno extraordinario en el que planteaba debatir y, sí procedía, votar, un borrador de presupuestos que el gobierno había mandado a los diferentes partidos políticos el pasado 31 de octubre. La respuesta del resto de partidos políticos fue un rechazo unánime a aprobar la urgencia del debate en cuestión y el pleno quedó suspendido. A pesar de lo sucedido, el ejecutivo ha vuelto a convocar hoy por la tarde otro pleno para debatir el borrador de los presupuestos.

Según podemos afirmar tras hablar con los portavoces de los grupos de la oposición, el pleno volverá a rechazar las intenciones del ejecutivo que comanda el socialista Narciso Romero. Y lo decimos porque tanto el PP, como Ciudadanos y Izquierda Independiente no están de acuerdo con las formas y el fondo del plan presentado por el PSOE y Ganemos, ambos en el Gobierno.

Además, el PP de la ciudad ha vuelto a convocar a los vecinos para que muestren su rechazo a los que, según califican, son "los presupestos de la verguenza". Pero no estarán sólos, ya que se sumarán los sindicatos y los trabajadores municipales, segmentos que junto a una parte de la Policía Local, están en contra del actúal gobierno.

Cronología de los hechos

Después de no aprobar presupuestos desde 2016, y a menos de dos meses de que conlcuya el año, el Gobierno de la ciudad, que comanda el socialista Narciso Romero en coalición con Ganemos, convocó el pasado miércoles 14 de noviembre, con carácter de urgencia, un pleno extraordinario en el que planteaba debatir y, sí procedía, votar, un borrador de presupuestos que el gobierno había mandado a los diferentes partidos políticos el pasado 31 de octubre.

Desde que saltó la noticia de la intención del ejecutivo municipal de aprobar los presupuestos de 2018 en noviembre, saltó la polémica. En primer lugar, por que no es muy entendible que este borrador no se haya presentado y debatido con anterioridad.

El Gobierno de Narciso Romero ha tenido 23 meses para poder conseguir apoyos que le sirvieran para tener unas cuentas municipales. De haberse aprobado, serían unos presupuestos con sólo dos semanas de ejecución y realmente se convertirían en los presupuestos de 2019, no de 2018.

Próximas elecciones

Esta situación, teniendo en cuenta que afrontamos un año electoral, provocaba que fuera difícíl que el ejecutivo municipal consiguiera apoyos suficientes para, simplemente aprobar el carácter de urgencia. Y lo decimos porque el PSOE gobierna la ciudad con 5 concejales que se suman a los 3 de ganemos, a uno de Si Se Puede y a un ex concejal de Izquierda Independiente. Es decir, son 10 de los 25 ediles que conforman la corporación.

Desde La Tribuna contactamos en su momento y lo hemos vuelto a hacer, con los portavoces del Partido Popular, Izquierda Independiente y Ciudadanos y los tres se mostraron, como ahora, con diferentes posturas, en desacuerdo con las formas y maneras en que se había procedido para tratar, desde el ejecutivo, de debatir los presupuestos.

Arriesgada apuesta del Gobierno

A pesar de la falta de apoyos, el Gobierno convocó el pleno extraordinario y lo ha vuelto a hacer. Salvo el concejal de Si Se Puede, Ivan Cardador, el resto de partidos de la oposición no aceptaron el carácter de urgencia de la propuesta y se suspendió el pleno. Esta tarde, volverá a pasar lo mismo.

Las cuentas volverán a un cajón y desde el Gobierno su arriesgada apuesta vendrá cumplimentada con un reparto de culpas al resto de formaciones por no querer aprobar las cuentas. Pero posiblemente ya sea tarde para no querer admitir la parte de la culpabilidad del ejecutivo, ya que es óbice repetir que ha tenido más de 20 meses para negociar los presupuestos.

Además, es de recibo volver a destacar que de aprobarse, no habría tiempo material para que entrarán vigor y que, esta situación provocaría que los presupuestos de 2018 serían prorrogados a 2019. Vamos, un galimatias de dificil entendimiento para un ciudadano que ahora va a leer, a partir de mañana, que no hay inversiones en la ciudad por culpa de la oposición.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Tribuna de la Moraleja

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.