www.tribunadelamoraleja.com
El éxito de Michael Jordan con The Last Dance y sus correspondientes críticas

El éxito de Michael Jordan con The Last Dance y sus correspondientes críticas

viernes 22 de mayo de 2020, 11:02h
The Last Dance se convirtió en un fenómeno global al consolidarse como la serie que marcó marcó un récord de audiencia en el canal ESPN y la plataforma Netflix.

La historia basada en la etapa de Michael Jordan por Chicago resume la temporada 1997-98, en la que los Bulls obtuvieron el sexto título de NBA en ocho años. Una muestra de ello fue que en apenas a dos días de su lanzamiento alcanzó poco más de seis millones de televidentes en el mundo.

El primer capítulo reunió a 6.3 millones de personas ante la televisión, el segundo a más de 5.8. Además, la serie acaparó las búsquedas en Google y tuvo un alcance, en términos de engagement, de 9 millones de interacciones entre Facebook, Instagram y Twitter.

Jordan cobrará cuatro millones de dólares (348 millones de pesos) por la serie, que serán destinados a causas benéficas. El éxito que provocó The Last Dance motivó a los productores a desarrollar Man In The Arena, un documental de 9 capítulos sobre la vida de Tom Brady.

La leyenda del fútbol americano tendrá su propio documental que se estrenará en 2021. La serie repasará su carrera y hará foco en sus 9 apariciones en el Super Bowl.

La última aparición de Brady fue junto a Tigers Woods, cuando anunció que disputará un encuentro benéfico de golf para los afectados por la pandemia del coronavirus.

El partido que se denominará The Match: Champions for Charity (El partido: Campeones de la caridad) será trasmitido en directo por la cadena TNT, en el fin de semana del Memorial Day, el 25 de mayo

Críticas de algunos de sus compañeros

Horace Grant lo trató de mentiroso y lo criticó con dureza por sus afirmaciones en 'The Last Dance'. El ex pivote Horace Grant criticó con dureza a su ex compañero Michael Jordan y a la miniserie documental "The Last Dance" (El Último Baile), acusándolos de ofrecer una versión sesgada de la dinastía de los Chicago Bulls en los años noventa.

Grant, quien ganó tres campeonatos de la NBA junto a Jordan, dijo que el exitoso documental había sido editado con el objetivo de ofrecer una imagen favorable de Jordan. "Diría que fue entretenido, pero quiénes estaban allí como compañeros de equipo sabemos que alrededor del 90 por ciento era basura en términos de realidad", dijo Grant en una entrevista con ESPN Radio.

"No fue real, porque muchas cosas que (Jordan) les dijo a algunos de sus compañeros de equipo, sus compañeros le respondieron (....) Pero todo eso fue editado en el documental, si es que quieres llamarlo un documental", afirmó Grant.

Además, se mostró muy enojado con la insinuación hecha por Jordan acerca de que Grant fue la fuente de información clave dentro del vestuario para "The Jordan Rules" (Las Reglas de Jordan), un famoso libro de 1992 que destapó aspectos desconocidos de la ultracompetitiva personalidad de Jordan. "Mentira, mentira, mentira", dijo Grant sobre el señalamiento de Jordan. "Si él me guardaba rencor, vamos a resolver esto como hombres. Hablemos de ello. O podemos resolverlo de otra manera".

Aunque Grant admitió ser un "gran amigo" del autor del libro, Sam Smith, también insistió en que siempre había protegido la "santidad de aquel vestuario". "Nunca sacaría nada personal afuera", agregó.

Scottie Pippen también está "furioso" con Michael Jordan. Al alero no le han gustado algunos comentarios que Jordan hace sobre él y dice que "no sabía dónde se estaba metiendo" cuando aceptó participar en el documental.

Es cierto que en el primer episodio Jordan lanza piropos a su antiguo compañero e incluso llega a decir que "sin Pippen no habría habido Jordan". Pero a partir de entonces el documental recuerda varios momentos oscuros de la carrera del alero, aparte del ya comentado de finales de 1997. Por ejemplo, con el episodio de las migrañas en la final de conferencia de 1990 ante los Pistons que los Bulls acaban perdiendo, entre otras cosas, por los problemas de Pippen. Jordan se refiere de esta manera a lo que pasó en aquella eliminatoria: "No puedo discutir que tuviese migrañas, es de ese tipo de cosas tan desafortunadas", dando a entender que nadie podía comprobar realmente si aquello fue cierto del todo.

Otro de los momentos complejos que tratan es en las semifinales del Este de 1994, cuando unos Bulls sin Jordan se están enfrentando a los Knicks. Pippen se niega a salir a jugar la última posesión de uno de los partidos después de que Phill Jackson eligiese Toni Kukoc en lugar de a él para intentar empatar el partido. Sus compañeros sintieron que Pippen les había abandonado y, aunque minutos después les pidió perdón en el vestuario, el alero explica en el documental que "no habría cambiado nada si volviese atrás", a pesar de que "no está contento con cómo se desarrollaron las cosas". Jordan, que vivió aquel episodio fuera de la pista, cuenta que le dijo a Jackson que "no estaba seguro si Pippen iba a ser capaz de superarlo alguna vez".

Karl Malone y Bryon Russell no quisieron salir en The Last Dance

Según Jason Herir, el ala-pívot y el escolta, su defensor en la famosa última canasta de las Finales de 1998, se negaron a salir en el documental.

John Stockton se mostró reticiente a salir en The Last Dance, eso ya lo sabíamos. Pero todo el mundo se fijó en la ausencia de Karl Malone, su eterno compañero en pista, con el que fórjó una de las parejas más extraordinarias y longevas de la historia de la NBA, con una asociación que dio tuvo como resultado una de las mayores oposiciones a Michael Jordan que jamás se han visto. Pues bien, según ha revelado Jason Herir, el ala-pívot se negó a participar en el documental. Algo esperado dentro de los parámetros establecidos pero que contrasta con el propio Stockton, al que se consiguió convencer con mucha insistencia. O incluso con Dennis Rodman, al que hubo que perseguir por medio mundo para que se sentara en una silla a hablar de tiempos pasados que recuerda mucho mejor de lo que podría parecer, dada su curiosa personalidad.

Herir ha reconocido que sabía que entrevistar a Karl Malone iba a ser complicado desde que empezó el proceso del documental, en enero de 2018. "Agotamos todas las vías posibles", dejo el director, que recibió la negativa a través de una tercera persona y no del ala-pívot directamente. Herir ha recordado las dificultades que tuvo para hablar con Stockton, que dijo eso de que no quería ser parte "de un documental de Michael Jordan", pero que acabó cediendo tras venderle la idea el personal de The Last Dance. Y el 10 de marzo, apenas unas horas antes de que la pandemia del coronavirus obligara a suspender la NBA y confirnar a casi la totalidad de los Estados Unidos.

El caso de Bryon Russell fue todavía más complicado para Herir, ya que éste nunca respondió a ninguna de la solicitud de entrevista que le mandaron, tal y como se ha revelado en unas declaraciones recogidas en el portal Sportando. Russell fue uno de los jugadores que más sufrió a Jordan, que anotó ante él ese último tiro ganador que daba la victoria a los Chicago Bulls en el sexto partido de las Finales de 1998. Un encuentro que no debe de traer buenos recuerdos al escolta, muy poco interesado en rememorar una jugada sobre la que seguro habría sido preguntado. Es lo que tiene ser partícipe de un momento histórico para la NBA... aunque sin estar en el lado que le hubiese gustado.

Adjunto video de la temporada 1 the last Dance:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Tribuna de la Moraleja

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.