www.tribunadelamoraleja.com

Opinión de Tomás Díaz Valdés

Políticos cobardes y gilipollas

Políticos cobardes y gilipollas

Director de La Tribuna

viernes 18 de octubre de 2019, 13:55h
Lo que está sucediendo en Cataluña es la gota que colma el vaso. Somos el hazmerreír de Europa. Y todo por tener unos políticos impresentables, además de cobardes. ¿Cómo puede consentirse que un payaso (con todos mis respetos a esa bendita profesión que tantas sonrisas despierta) sin catadura, además de gilipollas, tenga en su mano los destinos de una tierra tan querida como Cataluña?

Tengo muchos amigos catalanes y parte de mis genes vienen de allí. Pero estoy indignado que una ciudad tan bella como Barcelona, sea pasto de las llamas producidas por unos indeseables que alienta Joaquín Torra, un gilipollas de los pies a la cabeza.

Desconozco si en el diccionario catalán existe la definición de gilipollas; en castellano, si. Se trata de un personaje excesivamente tonto, estúpido o lelo. ¡No hagas más el gilipollas y compórtate con una persona!, es la expresión más generalizada, aunque sea mal sonante.


En estas circunstancias la mayoría de nuestros políticos dan muestras de una cobardía criticada por la mayoría de los españoles. No se comprenden que, los que están en el poder, no coja el los cuernos de los toros Puigdemont y Torra y les den una patada a sus “collons”. ¿Cuál es límite de la tolerancia política ante estos hechos?

Que tomen como ejemplo a esa señora que, tomando nuestra enseña Nacional por bandera, desafió a estos pitos flautas de tres al cuarto. A esa acción se le llama valentía. Todo lo contrario de lo que hace “nuestro” presidente en funciones. Solo sabe poner paños calientes y subir la temperatura de estas deleznables manifestaciones.

Así se empezó la memoria histórica que el gobierno de Sánchez quiere desenterrar. Los resultados los conocemos quienes pertenecemos a la generación de la postguerra. Como ejemplo damos un relato escrito en 1932:

“Los catalanistas han declarado recientemente que ellos no son españoles, ni quieren serlo. También hace tiempo que vienen diciendo que son un pueble explotado, oprimido y esclavizado.

Se impone hacerlos justicia, pues el Estado Español no puede basarse en la opresión de nadie.

Si no quieren ser españoles que no lo sean. Si se consideran esclavizados por España, un país libre, que se marchen. Nadie les quiere mantener por la fuerza. Que regresen a Fenicia o vayan donde quieran admitirles.

Cuando las tribus catalanas vinieron a España y se instalaron en territorio español, que hoy ocupan las provincias de Barcelona, Lérida, Gerona y Tarragona, ¡que pocos se imaginaban que ellos iban a repetir el cautiverio de las tribus de Israel en Egipto! ¡Que se vayan de una vez y nos dejen en paz!

Los separatistas oprimidos, esclavizados, explotados, ha sonado la hora de su liberación. ¡Sois libres! España abre sus puertas de par en par. ¡Marcharos! ¡Largo de aquí! ¡Regresar a Fenicia, o iros a donde queráis, que grande es el mundo! Dejarnos en Paz a los catalanes constituyentes y al resto de los españoles

Estos eran, más o menos, los términos de una hoja volandera publicada en Castilla en el año 1932. Cuatro años más tarde, comenzó una guerra civil entre los españoles

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Tribuna de la Moraleja

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.