www.tribunadelamoraleja.com

Portavoz Grupo Popular Alcobendas

El pacto a la naranja, que resultó de pomelo rojo.

El pacto a la naranja, que resultó de pomelo rojo.

Ramón Cubián Martínez

jueves 15 de julio de 2021, 13:51h
El gran acuerdo triunfal que para apartar al más votado PP y manejando votos de centro derecha entregados a la izquierda, se firmara a escondidas una noche de anteboda entre las sábanas de Moncloa.

El gran pacto que hiciera jactarse del acuerdo a un Ciudadanos -árbitro arbitrario- que con cinco concejales se viera loor de multitudes con el paso de tan sólo dos años de tiempo. Sólo dos años y rozarás el cielo, le trovaba el seductor socialista, escondiéndole la treta.

Dos años tendrás de promesas… y dos años más de cosas prometidas. Sirenas cantando, incienso candente, palabras seductoras y perfumes de oriente. Prometidas promesas de sirenas, inciensos, perfumes y palabras… seduciendo al vacío del tiempo, al abismo del pacto arrastrando.

Y apareció el vacío…

Dos años estarás a mi vera… y otros dos varado a la mía. Harás lo que yo te diga cuando yo quiera y, cuando no, lo que yo quiera aunque no lo diga.

Y llegó el abismo…

Dos años te prometo… pero te impongo un veto. Votarás lo que te permita, callarás cuando te lo dicte, sin protesta ni cuita, cuando yo te diga estarás y, cuando no, que no existas. Apartaré a tu candidato, designaré quien tu líder sea, intervendré tus pactos de dentro y dictaré tus propuestas internas.

Pasaron los dos años… y pasaron las promesas. Serviles testaferros ridículos manipulados por la izquierda. Acatan ahora, incluso, que el socialista alcalde establezca quien haya de liderar su partido, si es que partido les queda; y a quién han de expulsar, a quién designar para que los defienda, dónde sentarse en el pleno, incluso cuando hablar y aquello que se dijera.

Aquel pacto que entre ambiciosos e ingenuos tanto creyeran, el gran pacto que tanto vendieran, su “pacto a la naranja” de jugosos réditos, de futuros y de sirenas, se les amargó en el vaso teñido de rojo, porque rojo era sin que ellos lo supieran y descubren atónitos que por ahí amarga la izquierda.

“Pacto de pomelo rojo” y ya no hay naranjas en la despensa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios