www.tribunadelamoraleja.com

Un histórico de nuestro humor

Andrés Pajares, genio y figura

Andrés Pajares, genio y figura
Ampliar

Empezó a hacer reír desde que iba al colegio

jueves 14 de noviembre de 2019, 07:36h
El ingenio es innato. No surge así porque sí. O se tiene o no se tiene. Hace unos días compartí mesa y mantel con un personaje muy singular, Andrés Pajares. Un cómico, como le gusta que le cataloguen, que a pesar de sus años (79), sigue haciendo reír con sus genialidades. Fue en un almuerzo que habitualmente celebra la Peña Periodística Primera plana, de la soy miembro.

He conocido más de cerca el que me hizo reir y que, en esta convocatoria, ha seguido haciéndolo -como a todos los convocados- con sus salidas espontaneas. Estaba claro que se encontraba a gusto con los que allí estábamos. Fue sincero en sus respuestas. Fue un encuentro con un motivo muy concreto, la presentación de su libro: “Mis Memorias ante de que se me olviden”

Estos almuerzos habituales casi todas las semanas del año, tienen un denominador común, como es el “off the record”. Es decir, los componentes de la peña no podemos contar lo que allí se habla sin consentimiento del invitado. Digo ésto, para que la presidenta de la que soy miembro, María José Peláez, no me recrimine. ¡Tengo la autorización del protagonista para publicar esta entrevista, my Thatcher!

Soy madrileño de los pocos que quedan -quedamos, le indico-, porque hay pocos de nuestra generación que sus padres y sus abuelos también hayan nacido en Madrid”

Lo dice con orgullo. Como hacemos todos los que somos de esta bendita ciudad. Se siente “Gato (apodo celebre de un soldado que trepó como un gato por la muralla en la conquista de Madrid, motivo por la que se llamó “gatos” a todos los habitantes de Madrid) hasta la médula. Por cierto, hablando de medula, me indica llevandome la mano a su espalda: "Mira, toca aquí" Me impresionaron las protesis que lleva. "Cuando paso por los arcos de seguridad de los aeropuertos, vuelvo locos a los de seguridad. “Los años no perdona. Lo importante es que seguimos en la brecha”, nos cuenta con esa gracias que le define.

Le pregunto de sus inicios, porque su libro esta agotado y no he podido leerlos. “Pues realmente no le sé. Empecé desde niño. Me gustaba y mis compañeros de colegio se reían con mis cosas. No creas que es tan fácil hacer humor. Pero me salía. Sin más… Comencé a trabajar como actor cómico en salas de fiesta y en las compañías musicales de Antonio Machín, Manolo Escobar y Tony Leblanc. También estuve con Antonio Casal, Sara Montiel y Rocio Jurado. Hasta que forme mi propia compañía de revistas"

Tengo que decir que, Pajares, en el cuerpo a cuerpo, gana mucho. Ha sido una sorpresa para el que esto escribe. Los humoristas -perdón, cómicos- son muy diferentes fuera de los escenarios. Pajares es así, cercano. Lejos de lo que hemos visto en algunas televisiones, donde han tratado de dar una imagen totalmente diferente a lo que realmente es él.

“La ironía es parte de mi trabajo, pero hay quien sabe digerirla y otros no.Siempre he tenido el máximo respeto con todos los personajes que he tratado de imitar"

Algunos -continua-se lo han tomado bien y otros peor. Voy a contaros una anécdota que me sucedió: En tiempos de Franco. Se me ocurrió hace un chiste: "Estoy muy agradecido al Generalísimo porque ha puesto mi nombre a un tramo de la carretera que nos lleva a Asturias, el Puerto de Pajares". Muchos se echaron las manos a la cabeza. No paso nada. Sin embargo, luego me multaron con 5.000 pesetas por la coletilla de un guion en una de las películas en la que una de las chicas del conjunto salía escotada más de la cuenta”

Con respecto a la política prefiere no definirse. Sin embargo, le pregunte sobre esa comedia tan nuestra que se llama España.Que como calificaba a los comicos que participan en ese "Teatro Politico" de nuestra querido país: "Cómo cómicos son mediocres. No les contrataria ni para "boys" de una compañía de revistas... Buenos alguno sí, porque son guapos los jodios"

Los productores son los que se están recaudando mucho dinero con la reposición de mis peliculas. Por ejemplo, cobre por "Los Bingueros", 500.000 pesetas (3.000 euros), y punto.

Le preguntamos sobre las ganancias que le producen las reposiciones de algunas de sus películas. Fue tajante en sus respuestas: “¡Nada, cero patatero! Los productores son los que se están recaudando mucho dinero. Por ejemplo, cobre por ¡Ay, Carmela! (1990), 5 millones de pesetas (30 mil euros), y punto. No he visto nada más. Eso sí, gracias a esa película conseguí un Goya y el premio al mejor actor en el festival de Montreal. Por cierto, una ciudad espectacular, pero con un frio intensísimo. Es la película de la que estoy más satisfecho”

Hablamos también de Fernando Esteso, su peculiar compañero de tantas películas en las que el humor y la ironía fueron factores determinantes: “Tengo muy gratos recuerdos de aquella inolvidable época. Es curioso, pero solo hicimos once películas juntos. Cuando me preguntan por aquella etapa parecen que fueron muchas mas, pero solo fueron once. Eso sí, a destajo. Mariano Ozores, nuestro director, tenía la virtud de rodar y rodar. No había descanso”

Almodovar me ofrecio participar en "Tacones lejanos", hablamos de las condiciones económicas, pero todavia le estoy esperando"

Hablando de directores, nos han contado que Almodóvar te ofreció una película. “Es verdad. Me llamaron por teléfono cuando yo estaba fuera de España para comentarlo. Hable con él y me informó que tenía una película para mí. Me apetencia la idea, Le comenté el tema del cache y me dijo que hablase con su administrador, que no había problema. Cuando llegué a Madrid y me puse en contacto, le dije lo que quería, además de una roulote para mi, etc. Y todavía estoy esperando. La película era la de “Tacones Lejanos”. No hubo más trato.

" ¡Ay, Carmela! supuso un cambio en mi vida como actor. Sin duda, la pelicula que más satisfacciones me ha dado"

Y después del libro… "Ya soy mayor -me cuenta-, aunque todavía tengo el gusanillo. Es cuestión de que se presente algo interesante que se adapta a edad. Hay papeles para gente como yo, pero no me llama nadie. Estoy pensando en escribir guiones, etc.

De lo que no tengo la mejor duda es de su ingenio. Lo mantiene vivo. La memoria no le falla. Y si en unas hora y pico, todos los presentes, nos hemos reído con sus cosas, pueden imaginarse lo que sería disfrutar de ese ingenio innato que Dios le ha dado y que lo mantiene intacto. ¡Andrés, lo hemos pasado muy bien contigo! Gracias por tu excelente humor y por el rato tan agradable que nos has dado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios