www.tribunadelamoraleja.com

Entrevista

“En política no todo vale”
Ampliar

“En política no todo vale”

Ignacio García de Vinuesa, exalcalde de Alcobendas

miércoles 10 de marzo de 2021, 10:33h
Alcalde de Alcobendas entre 2007 y 2019, inició su actividad política en la UCD. En 2007 ganó las elecciones por primera vez, repitiendo en 2011 y 2015. También ganó las elecciones en 2019, pero un pacto entre PSOE y Ciudadanos le impidió acceder nuevamente al gobierno municipal.

El Ayuntamiento de Alcobendas ha acordado por unanimidad, dedicarle un espacio público, ya sea parque, calle u otra ubicación. ¿Cómo recibe este reconocimiento tras sus doce años al frente del consistorio?
Los años que he dedicado a trabajar por Alcobendas me han servido para crear unos lazos muy profundos con esta Ciudad y sus vecinos. En muchos momentos he percibido de ellos generosidad y agradecimiento.

Siempre me he considerado muy bien pagado por tanto como he recibido. El que ahora estos vecinos, sus representantes, quieran que mi nombre figure en un rincón de esta Ciudad, es la culminación de esta mágica relación.

Usted inició su carrera profesional en la empresa privada ¿Cómo fue el cambio a la vida política?
Tuve la fortuna de vivir la época de la Transición afiliado a UCD participando en las primeras elecciones democráticas. Nunca olvidaré las emociones compartidas, el orgullo de todos por considerarnos protagonistas de un hecho absolutamente único. Fuimos capaces de unirnos sin preguntar de donde veníamos. Aquello me marcó, sin duda. Lo supe cuando después de muchos años de vida profesional, recibí una oferta del PP para trabajar para Alcobendas.

Reviví aquellos años y mi decisión fue muy rápida. Mi experiencia en el mundo de la empresa fue muy enriquecedora. Gestionar una empresa sin duda te ayuda para gestionar una gran organización de servicios como es un ayuntamiento. Soy de los que piensan que es fundamental saber lo que es crear puestos de trabajo. Debería ser una prioridad de cualquier servidor público: trabajar para que se crean las condiciones para que las empresas apuesten por tu ciudad.

Reconozco que no han sido meses fáciles, a pesar del apoyo de la famila y amigos.

¿Cómo le afectó a nivel laboral y personal que durante tres meses su gestión estuviera en cuestión al haberle relacionado con la Trama Púnica?
He de reconocer que no han sido unos meses fáciles. A pesar de tener el apoyo y total confianza de familia, amigos y compañeros, el que se cuestione tu nombre de forma tan pública es muy duro. Y aunque supiera que nada de lo que hice fue ilegal o fraudulento, lamentablemente la presunción de inocencia va por barrios.

En esos días dimití de mí puesto como Comisionado para las Víctimas del Terrorismo de la Comunidad de Madrid, ya que mi imputación podía dañar a Isabel Diaz Ayuso y su magnífico equipo. Por coherencia decidí apartarme y no perjudicar a quienes ninguna relación tenían con los hechos investigados.

¿Cómo recibió el archivo de la causa, tan solo tres meses después de la imputación?
No exagero si digo que fue uno de los días más felices de mi vida. Ver por escrito que el juez no apreciaba delito alguno en mi actuación y en la de mi equipo supuso una inyección de confianza en la justicia. Habían sido doce años de trabajo para Alcobendas sin el más mínimo interés personal, y la investigación ponía en cuestión un trabajo que nunca se desvió de su objetivo, la ciudad y sus vecinos.

El escrito de sobreseimiento es el argumento que más ayuda a entender por qué el plazo de archivo fue tan corto. Alcobendas, su gestión, fue siempre transparente. El objetivo era posicionar la ciudad para atraer empresas.

En la actualidad, el Ayuntamiento de Alcobendas tiene un alcalde del PSOE y un vicealcalde de Ciudadanos, quienes justificaron su pacto en sospechas que ahora han quedado archivadas. ¿Qué les diría ahora?
Que en política no todo vale. Se puede ser muy crítico desde la oposición, pero imputar un delito a un adversario es muy ruin. Pero hay quien a falta de razones, utiliza el engaño.

Pero no me extraña nada en esta pareja de conveniencia. Conviene ahora recordar que fue el PP quien ganó las últimas elecciones. Y que pretendieron que yo no recogiera él acta de concejal que me habían otorgado los vecinos con su apoyo. Es un pacto que en nada beneficia a Alcobendas. Si todo llegara a producirse como lo diseñaron, en Mayo podría llegar a ser alcalde de Alcobendas alguien a quien los vecinos no eligieron ni de lejos. Así va a ser difícil que la política recupere prestigio.

“Se puede ser muy crítico desde la oposición, pero imputar un delito a un adversario es muy ruin”

¿Cómo valoraría la gestión del actual gobierno local de PSOE y Ciudadanos? ¿Cuáles son sus luces y sombras?
Luces solo veo las de los flases de las fotos que se hacen. Mientras que las sombras las tienen bien escondidas, no quieren enseñar sus vergüenzas, pero no hay más que salir a la calle y comprobar que la ciudad está más sucia que nunca, cuesta ver a la Policía por la calle, ya que están dejando el número de efectivos al mínimo, tienen los presupuestos de 2020 con dos recursos contenciosos por su falta de rigor, y han renunciado a elaborar los de 2021 por sus faltas de acuerdo.

No es posible que un equipo que no se habla entre sí gobierne una ciudad como Alcobendas. No se ha iniciado ninguna nueva obra en la ciudad que el PP no dejáramos planificada y financiada, la contratación municipal está en mínimos históricos, al igual que se ha instaurado una falta de transparencia sin precedentes, todo ello sumado al malestar entre la plantilla municipal de funcionarios, quienes reconocen sin tapujos que con este gobierno es imposible trabajar, y son víctimas continuas de purgas políticas.

Y algo muy importante: ¿dónde están los muchos millones de euros que el PP dejó en la caja? Porque ahora resulta que no tienen dinero para nada. Gobernar no es repartirse los sillones.

Y ¿A nivel nacional?
El gobierno de Pedro Sánchez en nada se parece a la sociedad para la que en teoría trabajan. Un gobierno en el que son los comunistas, independentistas y otros radicales los que marcan las reglas de juego. Un Presidente dispuesto a aceptar todo con tal de mantenerse en el poder. España no está en sus prioridades, sino su ego. Soy positivo por naturaleza, pero confieso mi honda preocupación. Están puestos en solfa la Justicia, la educación, la Constitución, hasta el modelo de Estado.

Es preciso intentar revivir lo mejor de la Transición, ser generosos y apostar por la unión del centro-derecha.


Volviendo a Alcobendas ¿Cuáles son las acciones que se le quedaron en el tintero?
Yo no diría en el tintero. En una ciudad tan potente y dinámica como Alcobendas siempre hay cosas por hacer y otras que mejorar, por lo que sería imposible especificar en este aspecto.

Dejamos una Alcobendas preparada para el futuro, con unos servicios de primera, unas cuentas totalmente saneadas, y una proyección internacional como nunca antes.

Aprobamos el crecimiento sostenible de la ciudad a través de Los Carriles, que además de contener viviendas, nos traerían nuevos servicios deportivos, educativos, comerciales y sociales, de los que se beneficiarán todos los vecinos de Alcobendas. Confío que en poco tiempo sea una realidad de la que todos podamos disfrutar.

Y si volviera a estar al frente del Consistorio, ¿Cuáles serían los tres frentes que abordaría con urgencia?
Estoy en un momento personal en el que por supuesto ya no me planteo volver a la vida política activa, lo cual no quiere decir que el Partido Popular de Alcobendas no cuente con mi total apoyo e implicación para volver a gobernar la ciudad lo antes posible. La labor de oposición que está realizando Ramón Cubián al frente del Grupo Municipal es impecable, y su trayectoria profesional le avala para ser el alcalde que la ciudad necesita.

Estamos en un momento crucial en el que la creación de empleo debe ser una prioridad. Pero hay otros aspectos que nunca descuidamos y que ahora se han convertido en problemas: el apoyo social a quien tanto necesita, en una ciudad rica, la atracción de empresas, los avances tecnológicos, la limpieza, el mantenimiento de nuestras infraestructuras, han de centrar la política municipal, para que Alcobendas siga siendo una ciudad de oportunidades. En 2008 atravesamos una profunda crisis y la ciudad apenas se resintió. Ahora se ha retrocedido. No hay gestión, solo desconfianza interna, malestar laboral...

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios