www.tribunadelamoraleja.com

Opinión

Las vacaciones de verano - Amenece que es poco

Las vacaciones de verano - Amenece que es poco

Manuel Vega

lunes 15 de junio de 2020, 11:15h
Empezamos a respirar. Parece que la desescalada camina con buen pie o eso esperamos, unos con más ansiedad que otros y muchos con dificultades. Pero nadie nos puede quitar la ilusión de que volvamos a vivir casi como antes.
En una de mis múltiples experiencias laborales y, prácticamente, cuando empezaba en esta profesión, uno de mis jefes me dictó una sentencia: “Lo mejor es enemigo de lo bueno”. Mi juventud me empujaba a ser perfeccionista. Quería que todo lo que hacía quedara lo mejor posible y la consecuencia más inmediata era que tardaba más en mis trabajos.

Esta frase todavía resuena en mi cabeza. No se me olvida, aunque siempre me ha producido rechazo y todavía lo hace. No me resigno a terminar algo si no estoy plenamente convencido, aunque esto no quiere decir que todo lo haga bien. Tengo muchos fallos, como todo el mundo. Pero en las circunstancias que nos ha tocado vivir quiero reivindicar esta frase que he rechazado siempre. “Lo mejor es enemigo de lo nuevo” y, por lo tanto, nos tenemos que conformar con lo que podamos en estos próximos meses. Hay que tratar de vivirlos lo mejor posible con cierta resignación, aunque con una buena dosis de optimismo.


Y todo esto viene a cuento por las próximas vacaciones de verano que todos nos merecemos. Sabemos que no van a ser, en tanto por ciento muy elevado, con las que pensábamos hace meses o con las que deseamos incluso hoy mismo. Según un estudio realizado estos días la mitad de los españoles da por perdido el verano y no espera irse de vacaciones durante los próximos meses, sea cuál sea la fase de la desescalada en la que se encuentren. Sin embargo, es algo en lo que no estamos de acuerdo. Nuestra opinión es mucho más optimista. Cambiarán los planes, pero todos estamos ya pensado en cuál será el nuestro. Son pocos los que piensan el salir al extranjero, aunque los hay y, seguramente, lo van a poder realizar. El turismo es tan importante económicamente que los países abrirán sus puertas, aunque con ciertas condiciones.


Nosotros vamos a reivindicar el turismo nacional. ¿Hay alguien que pueda decir que conoce todos los lugares maravillosos que nos ofrece nuestro país? Desde luego que no. Es cierto que se estima que el consumo va ser menor y quien lo va a sufrir es la hostelería en sus diferentes ofertas de restauración, residencias, o cualquier tipo de ocio que, por ejemplo, el año pasado inundaba todo el litoral español fundamentalmente. Pero hay algo muy atractivo y que serán muchos los que lo disfruten, como en años anteriores o que lo descubran por primera vez y que ya no lo olvidarán como una experiencia muy gratificante: las vacaciones de pueblo. La España vaciada se va llenar estos meses. Todos los que emigraron en busca de trabajo o de cualquier otra cosa volverán a sus lugares de origen y se reencontrarán con aquello que dejaron, pero que no se olvida fácilmente.


Los que tienen segundas residencias tan sólo se van a encontrar con las restricciones que sean efectivas en ese momento, pero van al lugar de siempre en verano. Quiero levantar una bandera por el turismo nacional, ya sea como nos permita nuestra situación a cada uno. Los más pudientes que, por ejemplo, tengan caravana o la puedan alquilar, pasarán unos días de descanso que no olvidarán y servirán para contar sus experiencias en las reuniones de amigos o familiares. Otros podrán hospedarse en los hoteles que les permita su economía y otros volverán, como digo, a sus casas familiares en donde encontrarán el calor de sus familiares, sus amigos de toda la vida y, como esos bares que sobreviven y en los que jugamos tantas partidas. Este verano puede no ser el “mejor”, pero, con un poco que pongamos de nuestra parte, será “bueno”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios