Nº3
29 de septiembre de 2020, 5:06:39
OPINIÓN

Opinión de Tomás Díaz Valdés


Donde dije digo...

Director de La Tribuna de La Moraleja

Por T. Diaz-Valdés

Me decía un buen amigo, además de ser compañero, que a los políticos hay que creerlos por lo que hacen, nunca por lo que prometen hacer. Si los catalogamos por esto último, llegamos a la conclusión que son embusteros compulsivos.


Viene esto a cuento por las declaraciones de un socialista de pro, Jose Luis Corcuera, que fue ministro del Interior con Felipe González: “Si fuera cierto lo que dice Pedro Sánchez, que la subida de VOX en las ultimas elecciones, ha sido lo que le ha llevado a pactar con Podemos, había que pedirle la dimisión. ¡Como se puede mentir de esa manera!"

Pero como dijo aquel, “donde dije digo, ahora, digo diego” y ¡Santas Pascuas!, ahora que las tenemos encima. ¿Qué va a suceder? Es la pregunta que nos hacemos todos los españoles, Estamos en la peor etapa de la joven historia democrática de nuestro país. Con un presidente en funciones que, para no perder el sillón, es capaz de pactar con el diablo. Una derecha que está bajo mínimos y que es incapaz, por activa y por pasiva, de dialogar con el único partido que tendrían mayoría, como es el PSOE.

No puedo entender estas posturas. Sánchez ha sido el mejor promotor de VOX. Quizás este era su objetivo para debilitar al Partido Popular y hacer caer a Ciudadanos, principal culpable de este desaguisado al que nos enfrentamos. Albert Rivera tuvo la oportunidad de llevar a su partido a lo más alto, si se llega a poner de acuerdo con el PSOE. Además de hacer un bien al país, se hubiese convertido en el salvador de la patria. Su partido hubiese subida como la espuma y habría ahorrado al contribuyente más de 150 millones de euros, coste de las últimas elecciones.

Pero lo políticos son así. Son los principales culpables de todo lo que sucede y sucederá en nuestro país. Ahora estamos peor que antes, con la presión de los independentistas, imprescindibles para formar un gobierno con capacidad de gobernar. Lo peor, es que estamos ante una crisis económica peor que la que se inició con otra lumbrera socialista, como fue la de Zapatero.

Los gobiernos formados por partidos de diferentes ideologías tienen un grave problema: ponerse de acuerdo. No es el caso de los gobernantes de los municipios que nos afectan, como es el caso de San Sebastián de los Reyes y Alcobendas, que se reparten el poder entre el PSOE y Ciudadanos. Sin embargo, después de lo sucedido en las ultimas elecciones y extrapolando los resultados a las municipales, el partido popular habría salido potenciado y hubiese podido casi gobernar en solitario.

La caída de Ciudadanos puede afectar a los dos ayuntamientos. Después de esta legislatura, los representantes del partido naranja se quedarán en cuadro. Es decir, sin partido. Van a pasar de la opulencia al olvido. Esto nos hace pensar en la estrategia que empleará el Partido Popular. Ahora están más pendiente de la sucesión de sus dirigentes municipales, como es el caso de Alcobendas.

Ignacio García de Vinuesa mejora su condición política además de sus ingresos en la Comunidad de Madrid. Por lo tanto, Ramón Cubián se convertirá en el sucesor y en el nuevo portavoz de la oposición.
Cubián es un político dialogante. El partido espera mucho de sus gestiones y de llegar a acuerdos con Ciudadanos, sin Vinuesa. Los componentes de este partido saben que después de gozar de las ventajas del poder, pueden encontrarse con una mano por delante y otra por detrás. Es el momento de establecer una estrategia para continuar en sus puestos.

El Partido Popular, especialmente Ramón Cubián, sabe perfectamente que cuenta con el apoyo del barrio urbanizaciones. Ahora tendrá que captar el voto de los simpatizantes de Ciudadanos, si quiere volver a tener mayoría. Muchos de ellos han votado a VOX en las ultimas elecciones. La recuperación del electorado es su principal objetivo.

Y si en el Congreso, el PSOE presentó una moción de censura contra el Partido Popular, lo mismo podría hacer el Partido Popular en Alcobendas, apoyado por posibles disidentes de Ciudadanos y los votos de VOX. Es el mejor momento.
En política, ya se sabe: Donde dije digo, hora digo diego.

Tribuna de la Moraleja.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.tribunadelamoraleja.com