Nº3
13 de diciembre de 2019, 11:47:59
OPINIÓN

Editorial de Tomás Díaz Valdés


La abstención

Director de La Tribuna de La Moraleja

Por Tomás Díaz-Valdés

Los ciudadanos (ahora tambien ciudadanas) están hasta las narices de la falta de politicos estadistas. El votante esta harto de tener que ir a votar para nada. Y digo esto, porque después de las molestias y el dinero que cuestan unas nuevas elecciones, ve, observa, que no sirven para nada, a excepción de que coman del pecunio nacional una gran mayoría de impresentables politicos y politicas por no hacer nada.


Me decía un buen amigo que tenian que anular los ingresos hasta que no se formalice un gobierno en condiciones. Estoy totalmente de acuerdo, como lo esta la mayoría de los electores. Las campañas cuestan un riñón y parte del otro. Aunque tergiversen los datos de las próximas elecciones. Un dinero para nada. Un gasto inutil al no disponer de estadistas sin manipulación, que es lo que hace falta, y se hecha de menos en la política española.

Estos "politicuatres" de tres al cuarto, han demostrado que no tienen capacidad. Que van a sus querencias más que prestar servicio al ciudadano de a pie. Todos -o una gran mayoría- queriamos que se pusieran de acuerdo ciudadanos con el PSOE o, incluso, éste con el PP. Era una forma de tener un gobierno estable de centro izquierda. Pero la ambición por el poder les ha perdido. Y va a ser la consecuencia de una prevista y notable abstención. Superior, incluso, a la que han tenido en Portugal, que también están hasta la coronilla de tantas elecciones. Y eso que los portugueses han mejorado con el gobierno socialista.

Lo peor de esta situación, según pronostican los sabios de la cosa, es que estamos ante una crísis económica mucho peor que la que tuvimos en el 2007, a pesar del inclito y nefasto José Luis Rodriguez Zapatero. Algo que ya ha empezado a notarse y que, como siempre, afectará a los bolsillos de los que tenemos menos.
Mientras tanto, Albert Rivera cambia de chaqueta. Ahora le ofrece a Pedro Sanchez colaboración. Cuando ha visto las orejas al lobo y sus asesores le han comentado sus errores. Ha puesto la marcha atrás. La postura anterior puede costarle un buen puñado de votos. "Eso antes, amigo, ahora has llegado tarde". Mucho tenia que cambiar el tema para los que votaron a Ciudadanos vuelva a repetir papeleta, después de ver lo sucedido. Ha sido un fallo personal del Sr. Rivera. Muchos de sus simpatizantes cambiaran de criterio, a pesar de tener un potencial, como Inés Arrimadas. Sea lo que fuere, todos los partidos en liza se temen lo peor. La abstención. Mucho tendrán que trabajar para que las cifras de los sondeos no acierten.

Aquí, en Alcobendas, seguimos igual. Un ayuntamiento que no paga a los proveedores y que, al parecer, va para largo. Es lo que sucede cuando hay un gobierno con poca fuerza moral. De momento, están llevando a cabo lo que estaba previsto. No hay nada nuevo. Están más pendientes con el reparto de asientos y ver lo que gana el uno y lo que gana el otro. Esto nos lleva a pensar que puede haber trásfugas de los que no estén satisfechos con su sueldo y labores.

Una oportunidad para que la derecha vuelva por sus fueros -perdón, traiciones-. De todo puede suceder cuando hay concejales celosos que no han logrado lo que esperaban. O su compañero o compañera le pone los cuernos. Siempre en el buen sentido.

Por ultimo, como todo no va ser malo, damos la cara por el nuevo concejal del barrio urbanizaciones, del que ofrecemos una entrevista en el interior de este número. Parece que quiere hacer cosas, si es que le dejan. Voluntad tiene. Ya ha comenzado a entenderse con las entidades de conservación, siempre beligerantes con el gobierno municipal. Es cuestión de prometer en principio y ejecutar después. Si es que le dejan, Porque los de arriba, al final, son los que mandan.

Editorial de Tomás Díaz Valdés/Director Tribuna/Tribuna de La Moraleja/Octubre de 2019

[email protected]

Tribuna de la Moraleja.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.tribunadelamoraleja.com